"In that moment I swear we were infinite"
- The Perks Of Being a Wallflower.
"Podrá no haber poetas, pero siempre habrá poesía"
- Gustavo Adolfo Bécquer.

lunes, 27 de mayo de 2013

La Ladrona de Libros


Título:La Ladrona de Libros
Título original: The Book Thief
Autor:
Saga: Libro único
Editorial: Lumen
SINOPSIS:Érase una vez un mundo donde las noches eran largas y la Muerte contaba su propia historia. Érase una vez una ladrona que robaba libros y regalaba palabras.

En el pueblo vivía una niña que quería leer, un hombre que tocaba el acordeón y un joven judío que escribía cuentos hermosos para escapar del horror de la guerra. Al cabo de un tiempo, la niña se convirtió en una ladrona que robaba libros y regalaba palabras. Y con esas palabras se escribió una historia hermosa y cruel.

Una novela tremendamente humana, emocionante e inolvidable, que describe las peripecias de una niña alemana de nueve años desde que es dada en adopción por su madre hasta el final de la II Guerra Mundial. Su nueva familia, gente sencilla y nada afecta al nazismo, le enseña a leer y, a través de los libros, a distraerse durante los bombardeos y combatir la tristeza. Pero es el libro que ella misma está escribiendo el que finalmente le salvará la vida.

OPINIÓN PERSONAL:


La obra comienza con la presentación del narrador, alguien muy poco común para que lo haga, “La muerte”. A lo largo de la obra nos cuenta la historia de Liesel Meminger, una niña de 10 años alemana que vive en la Alemania Nazi.
La historia comienza cuando la madre de Liesel tiene que darla en adopción junto con su hermano, pero en el camino su hermano muere. Lo entierran y Liesel en la tumba de su hermano encuentra el primer libro que se robara a lo largo de su vida. El mismo día de la muerte de su hermano Liesel es mandada con sunueva familia adoptiva los Hubermann. Ahí conocerá a sus nuevos padres Rosa Hubermann algo gruñona y mal hablada pero buena persona que a mí me cae fatal... y  a Hans Hubermann el más bueno de los hombres.


El día del cumpleaños de Hitler, en la ciudad se hace una gran fiesta y hay una gran fogata donde queman libros, banderas y calendarios de los enemigos. Ahí Liesel roba su segundo libro y se da cuenta de que alguien la vio, la esposa del alcalde. Días después cuando tiene que ir a la casa del alcalde, la esposa del alcalde la invita a su gran biblioteca y Liesel queda impresionada, desde ese día la mujer del alcalde la dejaría leer libros en su biblioteca cada vez que quisiera.

Los Hubermann que son un matrimonio de ideología opuesta a la nazi  y esconden un judío en su sótano. Liesel y Max (el judío) se hacen grandes amigos, ese es un punto de vista tan humano y tan real que resulta enternecedor.

Es uno de esos muchos libros para leerlos sin prisa, aunque no me ha emocionado mucho, es más bien común, no encuentro que sea un libro nada especial.
Está contado desde el punto de vista de la muerte y eso me ha parecido simplemente genial, así no se cuenta otra historia aburrida en la que tengas que empatizar con una pobre familia sin recursos y blablablabla...

Muestra muchos de los crudos peligros de la guerra, que es lo que sinceramente más me impresiona de todo el asunto de la II Guerra Mundial, como unos pueden luchar contra otros a los que jamás han visto, estando a las órdenes de un Heil al que tampoco han visto jamás. La fidelidad del pueblo por culpa del miedo es espeluznante.

En resumen, es un libro bonito pero no pasa de ahí, tampoco me ha gustado mucho.


PUNTUACIÓN:




No hay comentarios:

Publicar un comentario